Como usted sabe, está obligado a cumplir la ley sobre protección de datos. Sí, nos referimos al Reglamento General de Protección de Datos, al RGPD, que desde el 2016 es el que rige en esta materia, y que desde el 25 de Mayo de 2018 es de total y preceptivo cumplimiento.

Y usted, no sabe qué tiene que hacer para ello. No se preocupe.

Como empresarios, profesionales, autónomos tampoco sabemos cómo cumplir con la compleja legislación fiscal y tenemos a nuestro asesor que es el que se encarga de ello.

El Reglamento General de Protección de Datos ha llegado para quedarse y ya podemos poner atención, porque el régimen sancionador y la obligación de facilitar el ejercicio de derechos a los interesados no es un tema menor. Por eso, al igual que hacemos con el tema fiscal, necesitamos asesores, consejeros y consultores que nos resuelvan el tema, nos pongan a salvo, y gestionen las cuestiones relativas a la protección de datos. Pero… ¿Dónde están esos profesionales? ¿Cómo los localiza? Y sobre todo ¿qué tiene que pedirles…?

Le diríamos que pidiera 3 cosas esenciales a la empresa o al profesional que se va a encargar de esta importante misión:

1-Conocimiento. El profesional tiene que tener una base sólida de conocimiento de la ley, y aplicada a la gestión empresarial y tecnológica. Cada empresa es un mundo y la suya, por supuesto, es única.

2-Experiencia. No sirve de nada conocer si no se tiene casuística. Si contrata, asegúrese de que quien va a llevarle el tema tiene experiencia en seguridad, en protección de datos y en su implantación y desarrollo en el día a día de la empresa.

3- Compromiso. El profesional o la empresa tienen que comprometerse con su proyecto, con su actividad, para asegurar su perímetro. Recuerde que su empresa es única, por eso no vale dejar el documento y echar a correr. Busque cercanía, accesibilidad, y responsabilidad.

Pida referencias, busque en foros especializados, consiga información, y sobre todo, NO COMPRE BARATO. Nadie da duros a cuatro pesetas y lo que se está jugando es su reputación, su imagen y su tesorería. Y eso es algo muy serio.

Desconfíe de esas tarifas “todo incluido”, de “le damos un curso y luego un certificado” o “por un poco más de dinero se lo hacemos nosotros también”

Este es un tema que necesita de profesionales especializados y cualificados. Si usted no regatea cuando tiene que ir al dentista o cuando lleva el coche al mecánico, no busque “chollos” para un tema que afectará a su perímetro de seguridad.

Recuerde: Su empresa es algo muy serio y muy importante como para dejarla en manos de cualquiera.

Busque y trabaje con profesionales. Sus Clientes se lo agradecerán. Y su Tesorería también.

Si prefiere “escuchar” nuestro blog, puede hacerlo descargándose este podcast para que lo escuche desde dónde y cuando quiera.