Cuando se utilizan términos técnicos para definir alguna utilidad o herramienta de trabajo siempre se usa el “tecninglish”, un idioma que ha venido para quedarse y que dificulta mucho la comprensión de los conceptos. Como se dice en la venta de servicios “si el cliente no lo entiende, no lo va a comprar”.

Es el caso de las famosas “Cookies”, esos archivos con nombre de galleta. Hay dos historias para explicar por qué decimos “Cookies”:

1.- Nos cuentan que son trocitos de información que se guardan, se almacenan y se pueden recuperar. Son como aquellas migas de pan que Pulgarcito usaba para poder volver a casa, de ahí lo de migas de pan (breadcrumbs) o migas de galletas (Cookies).

2.- Nos cuentan que las “Cookies” se inventaron para ser utilizadas en una cesta de la compra virtual, que actúa como dispositivo virtual en el que el usuario va “colocando” los elementos que desea adquirir. Puede leer la historia completa aquí.

Sea como fuere, las “Cookies” no tienen nada que ver con nuestras tradicionales galletas, esas que mojamos en el café.

Por tanto, estimado lector, debe saber que no hay dos “Cookies” iguales. Sí, estamos de acuerdo en que todo parece cada vez más difícil, por eso desde ZonaVigilada queremos hacerle fácil lo complicado.

Como toda la legislación vigente, tanto el RGPD 679/2016 como la LOPDgdd 3/2018 y la autoridad de control española, la AEPD, ha establecido unos criterios de aplicación para estas obligaciones especiales vinculadas a las “Cookies”, puede descargarse dicha guía aquí.

Y si necesita adaptar su actividad a los nuevos criterios en materia de “Cookies” puede hacerlo de una forma cómoda y fácil con nuestro PACK COOKIES.